La rosácea es una afección común sin causa aparente normalmente acompañada de eritosis y rojeces difusas en las mejillas. Estas pieles enrojecen con más facilidad debido al stress, al calor, al frío e incluso a la digestión.

¿Por qué aparece la rosácea? Las principales causas son la herencia familiar, una ligera alteración del sistema inmune, la excesiva exposición a la luz del sol y un inesperado aumento del sistema sanguíneo.

¿Cómo puede tratarse? Lo que provoca la rojez es la dilatación de los vasos sanguíneos y de los capilares de la piel. El láser es el único tratamiento que permite tratar y eliminar de forma eficaz este enrojecimiento acompañado de unas precisas pautas domiciliarias que debe ser siempre tratado y supervisado por nuestro équipo médico especializado.